Texto sobre la danza y música africana en México

ANTECEDENTES
de danza y música africana en México

En México desde hace aproximadamente diez años el género world music viene causando un paulatino interés en el gusto musical de la gente. En la ciudad de México se organizan festivales como el Ollín Kan con la participación de artistas internacionales. De las vertientes de lo que conocemos como world music particularmente la percusión tradicional de Guinea ha sido uno de los géneros que más popularidad ha cobrado en nuestro país.

En el Distrito Federal un concierto que detonó el creciente interés por los ritmos de África Occidental fue en el Festival de México en 1999, el del famoso cantante y ejecutor de Kora, Viux Diup que alternó con el grupo de son jarocho Chuchumbé. Luego vinieron más conciertos, muchos de ellos promovidos por Discos Corazón y la Secretaría de Cultura, a los que trajeron a artistas como Omou Sangare y Kasi Made Diabate, entre otros.

Finalmente, la realización del 1er. Encuentro Nacional de Grupos de Percusión y Danza Africana, en el marco del 5º. Festival de Percusiones del CENART en agosto de 2003, en el que participó el maestro M´Bemba Bangoura y los grupos de Banderlux, Madam, Ceiba y Batambo, organizado por AFA Producciones. A esto se le suma la Fiesta del Tambor de 2004 y 2005 y el Festival Ollín-Kan del 2005, foros para presentaciones de artistas mexicanos y guineanos sobresalientes como Mohamed Bangora, Koungbana Konde y Lamine Thiam —quién dio, del 26 de junio al 2 de julio de 2005, un curso intensivo de danza y percusión de Guinea en la ciudad de Oaxaca, además de una conferencia en el Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca, organizado por el Grupo Ochú— y los grupos Banderlux y Limanya.

En el estado de Veracruz se dio otro foco de desarrollo del gusto por la música y la danza de África Occidental, y luego, específicamente por la de Guinea, debido al los conciertos ofrecidos por el reconocido Festival Afrocaribeño desde 1994.

El desarrollo del contacto directo con este género artístico empezó en nuestro país desde 1992 por conducto del francés Guillaume Po quien a su regreso de Guinea empezó a difundir y enseñar en el estado de Morelos estos ritmos y donde se creó un primer grupo en 1996 llamado Tibwa. Este grupo viajó por diferentes lugares en el país durante tres años para compartir su trabajo. Más tarde, Guillaume se fue del país y el grupo continuó sin él con diferentes nombres, pero en 2004 regresó y Tibwa se reunió para seguir su trabajo.

Guillaume Po lleva este género de percusión a la ciudad de México, concretamente a la Plaza Centenario de Coyoacán de donde surge el grupo Onilú en el que participaron muchos jóvenes que actualmente son ejecutores profesionales de la percusión y danza guineana y que inspiraron y siguen haciéndolo a las futuras generaciones. En su momento, con la salida del director del grupo en 2001, el grupo y el espacio en Coyoacán fue ocupado por músicos con una formación deficiente y quienes convirtieron el lugar en un espacio donde se realiza una distorsionada e incipiente ejecución de los que es la auténtica percusión y danza de Guinea.

En Xalapa, Veracruz surgió otro foco de desarrolló con la llegada de Tambu, un percusionista de Estados Unidos que transmitió sus conocimientos e introdujo ensambles afrocaribeños tradicionales, lo que dio paso a la creación del Ensamble de Percusiones de Xalapa que luego se transformó en el grupo Ori. En 1987, los miembros de ese grupo conocieron a otro percusionista afroamericano llamado Simbu Abuba que estaba en una gira y se quedó por un tiempo para enseñarles percusión de Guinea y con quien hicieron varias presentaciones.

La bailarina Estela Lucio, introductora de la danza de Guinea a nuestro país, quien contaba con una formación en danzas afro en Nueva York regresa a México para vivir en xalapa y al conocer a los percusionistas de Ori, junto con ellos y el músico Antonio Zepeda crean en 1994 la cooperativa cultural Rumbamba.

Rumbamba se consolida con la unión de Estela Lucio y Javier Cabrera como directores del grupo, y como en el caso de Onilú en el D.F. fue semillero de muchos grupos que han destacado en el movimientos.

De esta manera, de 1997 a principios del 2001 habían surgido en el D.F., Morelos, Veracruz y Guadalajara, agrupaciones de tambores inspiradas en Tibwa, Rumbamba y Onilú, a quienes se les consideró la primera generación.

La segunda generación la formaron los grupos Ritmo Inmemorial, Dunumba, Banderlux, Madan, Okan-danza, Sambarala, Yanga Zulú, Conga Mandinga, Yekeke y Berekete. En esa época, profesores como Estela Lucio, Norma Ortiz, Araceli Romero y Eduardo Garavito, entrenaban a numerosas personas atraídas por los ritmos y bailes africanos.

De estos grupos, Madan y Ritmo Inmerorial lograron en el 2000 ser de los primeros grupos en presentarse en el Festival de Percusiones del CENART siendo los grupos más destacados de ese tiempo por su labor cultural junto con Berekete. Pero durante el 2001 un grupo empezó a destacar como el más sobresaliente y a mantenerse en ese status desde entonces, este grupo es Banderlux originario de Cuernavaca, Morelos. En sus orígenes, sus integrantes fueron preponderantemente autodidactas, se dedicaron al estudio minucioso de la música de artistas de Guinea además de nutrirse del contacto con otros artistas de Tepoztlán y Xalapa, de esta manera lograron convertirse en el primer grupo con un nivel profesional de percusión y danza de Guinea en nuestro país. Banderlux ha sido pionero en dos aspectos, Darío Abdala, uno de sus fundadores, es el primer mexicano que ha ido a estudiar a Guinea. Y ha sido el primer grupo que tiene una producción discográfica independiente de percusión africana con el lanzamiento en 2003 del disco Ahivaya.

De esta segunda generación, sólo sobrevivió intacto el grupo Banderlux, los demás grupos se fueron desintegrando con el paso del tiempo, sus integrantes formaron nuevos grupos y surgieron muchos otros totalmente nuevos, esto dio origen a la tercer generación a la que pertenecen grupos como Bakán, que han estado varias veces en la ciudad de Oaxaca, Fankayala, Limanya, Hijos de la Yerba, Ire Ona, Tam-Bore, Kobadia, entre otros.

En todo este proceso creación de grupos que interpretan la percusión y la danza de Guinea, siempre ha habido grupos con la preocupación por hacerlo bien y respetuosamente de la manera más apegada al modelo original, mientras otros lo han hecho de manera deficiente e improvisada. Un factor importante fue que la información con que se contaba era difícil de adquirir y proliferaba la información distorsionada y quienes reproducían modelos equivocados en la ejecución de la música y la danza, un ejemplo de ello es un grupo de africanos llamado Kairaba que abusando de su nacionalidad comercializan espectáculos y talleres de poca fidelidad y calidad técnica y que confunden a la gente.

Todo esto, en su momento impulsó a muchos percusionistas y bailarinas a buscar información fidedigna que les permitiera comprender la esencia del género que tanto disfrutaban. Esto fue difícil, pero se fue superando gracias a la iniciativa de percusionistas y grupos que trajeron y siguen trayendo con grandes esfuerzos a auténticos maestros africanos, con lo cual le dieron gran impulso al movimiento. Es destacable la labor del percusionista Guillermo Siliceo, fundador del grupo Berekete quien logró traer en el 2000 al primer maestro extranjero certificado Cristhope Herar. Podría decirse que con la llegada de Cristhope inicia para los ejecutores un periodo formal de formación en percusión y danza africana pues aclara la intención y la estructura de los ensambles. Luego llega Lancei Djoubate y Mabinti Suma, los primeros guineanos que enseñan percusión y danza, respectivamente. Más tarde, en 2003 trae al maestro Yamoussa Camara.

Percusionistas del grupo Berekete, del grupo Madan, Guillermo Siliceo y otros músicos mexicanos viajaron en 2001 a Guinea. Desde entonces hay periódicamente contingentes de artistas que van año con año a pasar una temporada de estudios a Guinea o al centro Joniba en Nueva York.

Texto de Eduardo Garavito (AFA-Producciones).
México, D.F. 2005